NUESTRA MUERTE DE CADA DÍA

MANUEL DE PEDROLO
Direcció Marta Gil

ARGUMENTO

A la comedia Nuestra muerte de cada día, la visita de la Muerte para llevarse la hija pequeña de una familia burguesa pondrá en crisis los equilibrios de un hogar acomodado por la mediocridad de sus rutinas. Mientras la hija adolescente se enamorará perdidamente de este joven seductor que es la encarnación de la Muerte, los progenitores harán todos los posibles para proteger la criatura amenazada, incluso probarán de intercambiar la niña por la abuela, la cual tampoco se mostrará mucho conforme a los planes familiares.

NOTAS DE DIRECCIÓN

La mirada de esta comedia de Pedrolo que se mueve entre el existencialismo francés y el teatro del absurdo, elige un lenguaje expresionista y formalista.
Una danza de muertes vivientes, gracias a la colaboración de la coreógrafa Constanza Brncic, que nos permite ver como esta familia burguesa se arrastra y consume dejando la vida atrás.

La divertida Muerte, el joven atractivo intelectual, es el único, paradójicamente, quién lo coge y la defensa con más conocimiento y energía que ningún miembro de la familia, excepto la hija adolescente. Desde una estética mucho.
curada y expresamente visual, se apoya un juego de formas contrarias a partir de enormes imágenes que atraviesan el ciclorama y hacen viajar, no solo a través del inconsciente de los personajes, sino también al subconsciente de los propios espectadores.

Nadie de sala sabe ya, si personajes y espectadores su vivos. O muertos.